miércoles, 14 de enero de 2009

Por la catedral de Burgos

Como es usual, Doraemon sigue dando vueltas por ahí y esta vez se pasó por la ciudad castellana, donde seguro se comió un buen lechal regadito con Ribera del Duero.





Amén

1 comentario:

Completamente Gilipollas dijo...

Mi querida amiga
Acabo de llegar a su blog y observo (no sin cierto estupor) que el objetivo del mismo es fotografiar un muñeco de plastico por toda la geografia. Y yo que creia que mi blog era friki. Gracias... me acaba de devolver la confianza en mi mismo. Por cierto, si quiere saber porque he llegado hasta usted es por el simple motivo que en algún blog (en "¿A todo caucho!" creo) he visto un comentario suyo acompañado de la visión de un par de fantásticas glandulas mamarias.
Es lo que tiene ser un auténtico gilipollas, me puede mas la forma que el fondo.
Siempre suyo
Un completo gilipollas